Videovigilancia al Servicio de la Gestión Hospitalaria


Un hospital seguro es un establecimiento de salud cuyos servicios permanecen accesibles y funcionando a su máxima capacidad instalada y en su misma infraestructura inmediatamente después de una emergencia o desastre.

Por: Alberto Muñoz, Ingeniero de Aplicaciones de Hanwha Techwin.

Debido a la situación actual que estamos viviendo a nivel global, la gestión hospitalaria se convierte en un tema vital para salvaguardar la vida de cualquier persona en todo lugar. Esta abarca un sinnúmero de frentes que se multiplican por cada paciente que ingresa y requiere una atención permanente de su estado de salud; tal es la función de las cámaras que hacen parte de la infraestructura de estos centros médicos, con un objetivo común al de los profesionales que allí está respaldando: el cuidado de cada ser humano que comparte este espacio en el que la seguridad de todos es un bien primordial.

Presentación


De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un hospital seguro es un establecimiento de salud cuyos servicios permanecen accesibles y funcionando a su máxima capacidad instalada y en su misma infraestructura inmediatamente después de una emergencia o desastre. Sin embargo, en el día a día surgen otros factores que inciden en brindar las condiciones de mayor seguridad para una atención médica oportuna y efectiva. En esos casos, las múltiples funciones de una cámara pueden convertirse en una ayuda vital.

Zona despejada

Todo comienza desde la sola zona de parqueo de las ambulancias. El estacionamiento de particulares en estos lugares ha sido un problema crítico a lo largo del tiempo, pues la llegada de una ambulancia con sus luces encendidas indica que hay una urgencia en desarrollo, y en ese proceso todo segundo para ofrecer la atención de los especialistas adecuados con los equipos requeridos cobra un valor excepcional.

Para evitar esa posible situación de bloqueo, la cámara de la Serie X Plus de Hanwha Techwin puede identificar un perímetro de ingreso y salida de vehículos para que, apenas detecte un evento que entorpezca la entrada de ambulancias, active un audio al que se le cargue con el mensaje de ‘favor despejar la zona’. De esta manera, se garantiza el libre acceso en todo momento.

Control eficiente

Los almacenes clínicos manejan medicamentos de alto costo, los cuales requieren un control minucioso sobre su dosificación y entrega, pues el extravío o pérdida de alguno de ellos conlleva una acción legal.

En septiembre del año pasado, en la ciudad mexicana de Aguascalientes, la policía detuvo al intendente de un hospital perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social, quien junto a otra persona sustrajo sin autorización clínica 145 ampolletas de medicamento con la leyenda HEPTEC 10,000 Ul RPB, heparina de sodio. El subdirector administrativo del hospital presentó la denuncia correspondiente a las autoridades. 

Este caso, no obstante, se conoció porque en su recorrido de vigilancia los oficiales detectaron un vehículo negro que actuó de manera evasiva, lo que llevó a una inspección preventiva del mismo, y en éste encontraron una bolsa de plástica con el medicamento hurtado.

Sin embargo, este procedimiento de detección se podría hacer a partir de cámaras con la capacidad de incorporar analíticas de borde de aparición/desaparición sobre algunos equipos médicos de carácter crítico. De esta manera, cada vez que una persona abra la góndola o mostrador para sacar un medicamento de alto costo, la cámara genera una marca en el video; así mismo cuando el carro del electrochoque es removido del área donde se tiene designada que debe permanecer. Al realizar una auditoría, es posible buscar cada vez que esa marca se activó, y así saber qué personas estuvieron, en qué tiempo, y cruzar dicha información si se registra alguna pérdida o mala descarga. Esto con el objetivo de realizar un control más eficiente.

Información segura

Uno de los puntos más sensibles en la relación médico-paciente es el famoso secreto clínico, un enfoque con el que han de contar las cámaras ubicadas en todo establecimiento de salud. Si yo tengo acceso a un equipo que no cumpla con seguridad de tipo informático, cualquier persona con acceso a imágenes del circuito cerrado de televisión (CCTV) de una clínica podría vulnerar dicha confidencialidad del paciente.


Por otro lado, si en el hospital están corriendo redes para telemedicina como DICOM o PACS, que contienen protocolos altamente encriptados, ¿cómo a una red, que es tan segura, la vas a estar cuidando con una subred de CCTV que no cumple o no está a la par de un estándar de seguridad de imágenes médicas?

La amplia experiencia y desarrollo de Hanwha Techwin en el campo de la ciberseguridad respalda lo anterior, al realizar de manera periódica cursos de formación y seminarios web para que usuarios finales e integradores compartan las mejores prácticas. En la sola página web existen recursos que ofrece la compañía para protegerse contra dichas vulnerabilidades informáticas.

Merodeo no intrusivo

En los pasillos de cuidados intensivos existe una funcionalidad llamada merodeo, la cual mide el tiempo de inactividad de un objeto o una persona. Esta analítica resulta vital para saber eventualmente si una persona se cayó o desmayó.

Al medir el tiempo de inactividad, esto bien se puede evidenciar en turnos de madrugada, en los que el flujo de personas disminuye ostensiblemente en relación a las horas diurnas, y en las que una cámara puede detectar que alguien que transite por un pasillo de alto tráfico, sin sillas, se encuentre varios segundos sin movimiento y alarmar sobre la situación.
Por otro lado, este monitoreo se vuelve una ayuda extensiva para una jefe de enfermería que administra varias camas o habitaciones médicas, y así conocer los movimientos de las enfermeras a cargo en sus respectivos puestos, si cargan con los respectivos medicamentos, y al mismo tiempo estar pendiente de todo movimiento de algún paciente en horario nocturno. Todo ello a través de unidades multisensores que permiten tener menos cámaras, y con ello una superficie más despejada y menos invasiva para los pacientes cubriendo lo mismo.

Hanwha Techwin por su parte cuenta con una gama de soluciones en acero inoxidable, ideal para las áreas de mayor asepsia como lo son las unidades de cuidados intensivos y salas de cirugía, en donde los estándares de higiene requieren de equipos que estén a la par de dichas condiciones.

De esta manera, tanto pacientes como personal médico cuentan con un acompañamiento 24/7 al servicio de su seguridad integral.
Le invitamos a seguir a Hanwha Techwin en Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin y YouTube.

Contactos de Prensa: 

Lorena Bouwer
Marketing Manager Latinoamérica
Hanwha Techwin
l.bouwer@hanwha.com


                                         
Ing. Francisco Carrillo
Product Manager | SYSCOM®