¿Cómo Operan los Formatos de Compresión H.264, H.265 y Propietarios?



Alguna vez tuvo la oportunidad de sustituir un sistema de videovigilancia analógico por uno Turbo HD o un sistema IP, tal vez se haya encontrado con el detalle de que el disco duro se consumía más rápido que en un sistema analógico tradicional, ¿por qué? Esto se debe a que la tecnología cambiante nos va entregando resoluciones cada vez más grandes, perfectas y pesadas.


Los sistemas de videovigilancia han ido evolucionando con la llegada de las resoluciones megapixel, como usted ya sabrá el disco duro es el elemento que eleva toda cotización, por ello es importante saber cómo combinar los elementos que nos pueden apoyar a reducir el consumo de los discos duros.

El elemento más importante es la compresión de video, ésta es la que realiza el trabajo de empaquetar su bitstream y poderlo almacenar en los discos duros, lo más importante de esto, es que se pueda hacer lo más pequeño posible.

Los formatos de compresión trabajan de la siguiente manera:

La imagen se divide en forma de matriz, la cual envía la información para su almacenamiento en el cuadrante donde existe movimiento, podríamos decir que la compresión es tener una mayor cantidad de cuadrantes.

Los dispositivos con formato H.264 predominan actualmente en el mercado global, ya que H.265 es prácticamente nuevo, sin embargo existen países como Alemania, Austria y Panamá, que cuentan con el 50% o más con dispositivos H.265 ya instalados, por otro lado, México cuenta con un 28.75% del mercado con H.265.

Los fabricantes de videovigilancia líderes en el mercado, están desarrollando su propio formato de compresión, el cual trabaja de formas similares. Separando el fondo de la imagen con el frente y transmitiendo solamente el movimiento.

Es por eso que se logra tener una mejora, ya que en teoría se está almacenando menos información. Es importante mencionar, que si en el fondo existe una variación de pixeles, se transmite esa variación. Normalmente en una escena siempre existen zonas o cuadrantes que no tienen variaciones y no es necesario la retransmisión.

Si usted tiene una cámara a 30 imágenes por segundo y se transmite siempre el fondo, aún si existan o no variaciones en la imagen, en tan sólo una hora usted tendrá 108,000 imágenes completas, por otro lado utilizar formatos de compresión inteligente le permitirán enviar esa cantidad de imágenes, pero con menos información, por lo cual su peso es menor (recuerde que una imagen es pesada no tanto por su resolución o imágenes por segundo, sino por el contenido de la imagen bitrate).

En SYSCOM® manejamos marcas líderes registradas en el mercado, las cuales cuentan con su propio formato de compresión como Hanwha® con WiseStream y Hikvision con H.265+.




                                         
Ing. Nicolás Jiménez
Product Manager | SYSCOM®